• info@sehacecamino.es

Reflexiones para construir una idea

Reflexiones para construir una idea

“Lo bueno, si breve, dos veces bueno”, Baltasar Gracián

Reflexiones

-¿Qué puedes ofrecer desde tu futura empresa que sea diferente a otros?
-¿En qué puedes ser un emprendedor distinto?
-¿Tus clientes pueden encontrar diferencias? ¿En qué? ¿Servicio, producto, atención?

Vamos a trabajar para poner en común los valores de una idea, que se manifiestan en un análisis personal y de grupo con tus compañeros, por ello debemos analizar los siguientes temas:

  1. Aprender a gestionar: Hacer más fácil la gestión de tu tiempo, estudio, trabajo, miedos y dudas. Vamos a pensar a nivel individual y de grupo respondiendo a nuestra capacidad de organización.
  2. Aprender a ser profesional: Un buen profesional es aquel que conoce bien las características del trabajo que tiene que realizar. Nuestros clientes nos van a valorar por el trabajo bien hecho y nuestros conocimientos.
  3. Aprender a ser comerciales: Una idea existe cuando se hace visible. Vender lo que hacemos y como lo hacemos, sabiendo que abundan las opiniones de los clientes a los que tenemos que prestar especial atención, pues ellos nos pueden enseñar nuestro espacio en el mercado.

 

Contenidos

Una buena IDEA debe tener una buena resolución profesional, unida a una capacidad de gestión de recursos y un válido planteamiento comercial.

Debemos entender la IDEA como el concepto que mejor se adecue a nuestra manera de ser y nos haga sentirnos cómodos hablando de nuestro proyecto y llevando “en la mochila” nuestra empresa.

Vamos a desarrollar una IDEA o PROYECTO de emprendedor por el que hayamos optado, tomando como cualidad la capacidad de expresar en el espacio necesario nuestra propuesta y haciendo sencillo su comprensión para quien no conoce nuestra empresa.

Tomamos un camino en el que valoramos prioridades estratégicas, es decir, qué problema SOLUCIONAMOS A LOS DEMÁS, a nuestros clientes, sabiendo y teniendo en cuenta que en la empresa debes considerar tu capacidad de gestión, humana, técnica y comercial.

Una vez hecha la reflexión a nivel individual y en grupo de estos conceptos, los tutores emprendedores te van a facilitar conceptos necesarios para dejar volar tu imaginación con los pies en el suelo. Piensa en grupo y coopera con tus compañeros para plantear desde el encuentro con vuestro tutor.

Recuerda que todo emprendedor parte de una necesidad de servicio y tu trabajo es una solución para la comunidad pues debe satisfacer necesidades de un cliente como a cualquiera de nosotros nos gustaría cuando contratamos un servicio o compramos en una tienda.

 

Como práctica de grupo nos proponemos realizar un DAFO. Pero hagamos del DAFO una herramienta de pensamiento emprendedor.

  • Debilidades: Nuestro punto sensible que no dominamos, debemos crear estrategias para trasformar el problema en algo positivo.
  • Amenazas: Situaciones que esquivar y que se pueden traducir en un mal conocimiento del mercado. El reto es dominar las claves y acometer miedos y errores que puedan limitarnos.
  • Fortalezas: Todo lo que califica nuestra idea como distinta y necesaria y nos da un valor añadido.
  • Oportunidades: Aprovechar circunstancias que faciliten el buen rumbo del proyecto. Muchas ideas conllevan buenos mensajes e imprescindibles compromisos de adaptación, debemos ser capaces de saber sortear inconvenientes para protagonizar proyectos con éxito.

 

Vídeo emprendedor:

PROMETEO ESCULTURA (Juan Villa)

Javi

Deja un comentario